Pañales Moltex Premium Talla 3

Pañanes Moltex Premium Talla 3 en Canastilla para el Bebé

Los nuevos pañales Moltex® Premium ofrecen a tu peque el máximo cuidado para su delicada piel. Sus nuevos canales absorben hasta 2 veces más rápido, protegiéndolo de la humedad durante el día y también durante la noche, manteniendo su piel seca hasta 12 horas. Su diseño anatómico y extrafino no cuelga y le permitirá a tu bebé moverse con total libertad sin que se le escape el pis. Contiene extracto de Aloe Vera, que ayuda a prevenir irritaciones.

Moltex® Premium es la mejor elección para cuidar la piel de tu pequeño.

Los nuevos pañales Moltex Premium talla 3 poseen un núcleo activo con perlas absorbentes que atrapan el líquido, para una protección total contra la humedad manteniendo a tu peque seco durante horas. Además, ofrecen a tu bebé una protección extrafina y un ajuste súper elástico para adaptarse a él de la manera más flexible y menos voluminosa, pero sobre todo para protegerlo y cuidarlo.

Los pañales previenen la aparición de irritaciones gracias a los materiales suaves con los que han sido fabricados. Son respetuosos con el medio ambiente ya que están elaborados con celulosa de bosques gestionados de manera sostenible. Los pañales Moltex Premium poseen, además, todas estas características:

  • Son transpirables, para el total confort de tu bebé
  • Con cierres reposicionables y superponibles para un mejor ajuste
  • Suavidad total para la protección que la piel de tu bebé merece
  • Con suaves bandas elásticas para una total libertad de movimiento de tu bebé
  • Hasta 12 horas de protección
  • Absorbe hasta dos veces más rápido
  • Evita que cuelgue el pañal

Prueba de la gran calidad de los pañales Moltex Premium es que han sido galardonados con el Premio TodoPapás en su X Edición.


¿Cómo cambiar el pañal?

Consejos para elegir el pañal de tu hijo

Antes de desnudar a tu bebé es fundamental tener todo preparado con anterioridad. Es decir, en primer lugar, los papás o las mamás deberán de disponer de un cambiador alto para no doblarse la espalda demasiado durante el proceso del cambio del pañal. Un cambiador práctico y cómodo ya que, sobre todo al principio, vais a tener que cambiar muchos más pañales de los que pensabais. Tened en cuenta que jamás deberéis dejar solo a vuestro bebé porque podría caerse ante cualquier mínimo descuido. Si no estáis en casa deberéis colocar siempre un cambiador impermeable y plegable en una superficie rígida y segura para evitar ensuciar más de la cuenta.

También es fundamental tener al lado un pañal completamente limpio, unas toallitas húmedas y una crema protectora. Una vez contéis con todo lo necesario cerca de ti para evitar desplazamientos ya estaréis listos para cambiar un pañal.


Paso a paso

En cuanto a las características esenciales que debe cumplir un buen pañal, estas son las principales:

  1. Coloca cuidadosamente al bebé boca arriba en el cambiador o en una superficie segura, sólida y cómoda.
  2. Desnúdale de cintura para abajo. En el caso de que sus deposiciones hayan podido expandirse, será necesario también desnudarle de cintura para arriba para cambiarle entero.
  3. Retira las cintas autoadhesivas del pañal sucio, ábrelo, levanta las piernas de tu bebé y ciérralo aplastando la parte delantera del pañal contra la parte trasera.
  4. Si ya hay deposiciones utiliza la parte delantera del pañal para retirarlo adecuadamente de la piel del bebé, pero siempre de delante hacia atrás.
  5. Después levanta las piernas de tu bebé y limpia la piel de su culito con una toallita húmeda. Si tu bebé es un niño limpia sus genitales igual que los pliegues y el resto de la zona del pañal sin intentar forzar la separación entre el glande y el prepucio, pero si es una niña recuerda que tendrás que limpiarla siempre de delante hacia atrás para evitar infecciones.
  6. Levanta las piernas de tu bebé, cierra el pañal sucio de atrás hacia delante con las cintas autoadhesivas y retíralo.
  7. Aplica crema en la piel de tu bebé para aislarla de la humedad alrededor del ano y también aplícala en la entrepierna, pero asegúrate de haberla extendido bien y ten en cuenta que no es necesario poner demasiada cantidad.
  8. Abre el pañal limpio y colócalo debajo desplegando siempre la parte delantera para colocarla posteriormente por delante y cubrir adecuadamente los genitales de tu bebé. Además, si es niño deberás asegurarte bien de que su colita se ha quedado apuntando hacia abajo para que el pañal pueda retener la orina adecuadamente.
  9. Y una vez que la parte delantera esté a la misma altura que la trasera sobre su cintura, abrocha el pañal utilizando las cintas autoadhesivas que tiene a ambos lados de la parte trasera.
  10. Finalmente recuerda que el pañal deberá ajustarse lo suficiente sin que le apriete demasiado, pero sin dejarlo demasiado suelto para que no se le pueda escapar el pis.

Lo sabemos, al principio, y sobre todo para papás y mamás primerizos llevará algo de tiempo cumplir uno a uno todos los pasos del proceso de la puesta de pañal, pero poco a poco, con paciencia y gracias al hábito diario, os daréis cuenta de que es algo de lo más sencillo. Recordad simplemente ir con cuidado siempre para evitar que se sienta incomodo más tarde con él o que se produzcan irritaciones.

Y, por último, disfrutad junto a vuestro pequeño de esta rutina de aseo diaria tan importante para él y convertidla en un momento mágico.